BLOG we love POP

PLV, factor clave en la compra por impulso

El 80% de los españoles prefiere comprar en la tienda física porque tienen la posibilidad de tocar, sentir y probar el producto, según el estudio global “El estado de la tienda física: 2017”, elaborado por Mood Media.

En este sentido, los elementos de PLV se convierten en un factor clave para incrementar la compra por impulso de un producto, ya que incrementa hasta 44% la intención de compra. Para alcanzar nuestro objetivo, debemos tener en cuenta dos elementos: diseño y ubicación.

El diseño de una PLV es fundamental para atraer a los posibles compradores. Esta publicidad debe ser atractiva para captar la atención del posible comprador y incitarle a comprar. En este sentido, al idear una PLV, se debe tener en cuenta el target al que va dirigida y adaptarse a sus referencias y gustos.

Otro elemento imprescindible a tener en cuenta en el diseño y creación de una PLV es la ubicación. Los consumidores están acostumbrados a ver constantemente PLV, ya que se encuentran en todo tipo de establecimientos, desde comercios especializados, como perfumerías, relojerías o farmacias; hasta grandes almacenes, como supermercados o grandes superficies de bricolaje o muebles. Por ello, colocar nuestra PLV en una zona de paso o cerca de las cajas aumenta sustancialmente su eficacia porque está presente en el mismo acto de compra. Y es que, según el estudio “La importancia de la promoción en el punto de venta” elaborado por Mark-Vent, el 53% de los consumidores se fijan en la marca/producto que se promociona. 

Siguiente Anterior