BLOG we love POP

El stand de demostración y degustación, una herramienta para reforzar la efectividad de la PLV

El stand de demostración y degustación es una de las opciones más destacadas de los medios personales en la PLV. El objetivo de esta técnica es dar a conocer el producto mediante una prueba del mismo. De este modo, el personal del stand, a través de argumentos, debe destacar las ventajas del producto ofrecido para persuadir al consumidor y conseguir la venta.

Para que este método funcione, hay que tener en cuenta factores como la ubicación y el horario. El stand debe situarse en una zona de paso para que capte la atención de los consumidores potenciales. Del mismo modo, es importante elegir las horas del día de mayor afluencia de personas, para ganar visibilidad y captar más interesados.

Pero, ¿es realmente efectiva esta técnica publicitaria? En este sentido, el estudio “El estado de la tienda física: 2017”, elaborado por Mood Media, afirma que el 78% de los compradores consideran la habilidad de tocar, sentir y probar los productos como el principal motivo para comprar en la tienda física. El stand de demostración y degustación cubre esta necesidad del consumidor de tener un primer contacto con el artículo concreto antes de la compra. Además, el personal puede proporcionarle motivos para comprar el producto promocionado, por lo que es más probable que la compra se haga finalmente efectiva.

Por ello, las empresas deben aprovechar esta necesidad de los consumidores potenciales para dar a conocer sus productos a través de la prueba y de la demostración de sus ventajas. Este método ayuda a promocionar un producto en concreto, por lo que muchas veces se recomienda para el lanzamiento de una nueva marca o gama. Pero, además de las novedades, es útil para dar notoriedad a cualquier producto que se quiera potenciar. Las firmas deben conocer esta múltiple funcionalidad y aprovecharla en función de sus intereses puntuales.

Siguiente Anterior